Conserve su inmueble y su inversión

Vivir a gusto es la principal gratificación de dar buen mantenimiento a un inmueble pero también cuide su inversión ya que cuando quiera cambiar de vivienda, podrá obtener un buen precio por ella.

Cuando se asigna un precio a una vivienda usada, se tiene en cuenta, el estado de conservación del inmueble y de las áreas comunes de la Propiedad Horizontal. Conozca el mantenimiento que contribuye a proteger su inversión.

  1. Pisos: Ante todo evite que caigan objetos pesados, al  correr los muebles ponga bajo las patas un trapo para que no se rayen. Los  arreglos en baldosas rotas son difíciles, engorrosos y no quedan perfectos.  Adicionalmente averigüe los productos correctos para el piso y úselos para  mantenerlos lo mejor posible.
  2. Pintura de las paredes: Se deben pintar cada dos o tres años, si hay  niños o mascotas, debe hacerlo con mayor frecuencia. Después de cuatro meses de aplicada la pintura, las paredes deben comenzar a limpiarse mensualmente.
  3. Instalaciones hidráulicas (agua potable) y  sanitarias (aguas residuales):Como habitante del inmueble debe revisarlas  permanentemente y cada 3 años solicitar la ayuda de un experto.
  4. Fachada: Pintura exterior o lavado si es ladrillo a la  vista, debe realizarse cada dos años en ciudades de clima frío o templado. En  las ciudades costeras, se requiere cada año.
  5. Cubiertas: Si son de teja, cada seis meses se deben  revisar para corregir movimientos que generen goteras. Si son de concreto se deben revisar anualmente y de ser necesario cambiar el impermeabilizante y pintarlas.